Crónicas Arroceras

Llegué al teatro a la hora acordada, era mi primera vez, pero sospecho que no la última, allí.
¡Aquello estaba lleno de gente!

Todo un exitazo, de hecho, afortunadamente falló una persona que tenía entrada reservada, y yo pude acceder al espectáculo. Toda una suerte, la próxima vez reservaré con antelación.

 Desde el comienzo, noté una atmósfera muy especial, como familiar de algún modo.
Me sentí rodeada de gente que admira el arte, a los artistas, y el esfuerzo por sacar adelante proyectos nuevos. Me sentí "parte de algo", y muy orgullosa de estar ahí, y de ver que tanta gente apoya la labor incansable de Sara.

El escenario se presenta sencillo, pero cuando uno de los actores coloca las luces de la verbena, me sentí en ella. y una canción tras otra, me llenaron el corazoncito. Demostraron sin duda sus grandes capacidades, y me emocionaron , a la vez que me hicieron reir muchísimo en ciertas partes. Canciones clásicas y modernas, en una buena combinación.
Aunque en el momento yo no lo supe, más tarde pregunté, y resulta que hubo un guiño a otra obra en la que dos de los actores compartieron escenario. Dicho guiño, a juzgar por las reacciones de los espectadores más asiduos, fue un éxito y una risa enorme.

Y la tarde tuvo dos sorpresas muy especiales, dos colaboraciones de artistas veteranos y consagrados, como fue una colaboración de Pedro Andrea, que se encuentra actualmente presentando su nuevo trabajo musical, y un par de amenas apariciones de la After Shave Quartet, que nos deleitaron con la cuidada combinación de sus 4 voces.

Fue un evento que mereció mucho la pena, y sobretodo cuando sabes que sirve para poder financiar parte de otro nuevo y prometedor proyecto. Estoy deseando que hagan un segundo pase, y poder así llevar a mis seres queridos para que lo disfruten también. Lo que más me gustó: La sorpresa de Ruth Ge, que me inspira muchísima ternura, y lo bien que hizo una canción "Dont stop Believing".
Y la canción del "Vendedor de amor"

Lo que menos: Que al "mix" final quizá le sobraba un poco de "Yellow was the color of...." porque comienza siendo gracioso, pero luego es un poco cargante.

Silvia

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta a tus anchas!